Andes venezolanos

De Venciclopedia
Saltar a: navegación, buscar
Pico Bolivar, Toro y León en la Sierra Nevada de Mérida desde la sede del CIDA
Los Andes venezolanos son parte de los andes del Norte, un conjunto de ecorregiones propias de las partes altas de los Andes tropicales y de los valles intermontanos del occidente de Venezuela, Colombia, Ecuador y el norte de Perú. Cubren un área aproximada de 49 millones de hectáreas que se extienden a lo largo de 2.000 km. desde la Sierra Nevada de Santa Marta (Colombia) y la Cordillera de Mérida (Venezuela), hasta el Abra de Porculla en la depresión de Huancabamba en el norte de Perú.

Este Complejo Ecorregional tiene importancia global dentro de la clasificación de unidades de conservación de la WWF, y es reconocido por su gran diversidad biológica y por ser uno de los más importantes centros de endemismo, es decir, existen un gran número de especies que sólo habitan allí. Contiene casi la mitad de la diversidad de plantas con flores, aves, ranas y mariposas de toda la región Neotropical y además una enorme riqueza de recursos renovables como el agua.

Los Andes Venezolanos se consideran como la prolongación más norteña de ese enorme edificio montañoso del borde del Pacífico. Se dividen en dos ecorregiones: Bosques montañosos andinos de Venezuela y Páramos de los andes venezolanos, ubicadas en la Cordillera de Mérida. Esta subdivisión está supeditada a la altura, por lo que en pocos kilómetros el paisaje puede variar. Así, se diferencia la vegetación y la fauna de cada área.

El medio andino, por montañoso que es, lo caracteriza su gran fragilidad natural la que se hace aun mayor cuando es intervenido por el hombre de manera imprudente e irracional.

La fragilidad del entorno se refleja, en sus propios recursos naturales. En efecto, ellos se hayan en equilibrio dinámico y precario, por lo que es imprescindible que la relación hombre-medio se efectúe de forma más armoniosa, a los fines de no romper tan sensible y delicado equilibrio.

Contenido

[editar] Límites

Los Andes venezolanos constituyen un sistema montañoso integrado por la Cordillera de Perijá y la Cordillera de Mérida. La primera, sin embargo, pertenece en gran parte a Colombia.

Teniendo como centro casi perfecto a la ciudad de Mérida, la cordillera es un alargado y estrecho rectángulo de 400 Km. Se dispone de SW a NE en la parte noroccidental del país. Dos depresiones la delimitan en ambos extremos: la Depresión del Táchira y la Depresión de Lara, terminando en la Sierra de Portuguesa.

A su vez, dos alargadas u estrechas fajas de piedemonte la separan de las llanuras vecinas. Los andes de Venezuela establece la separación entre dos cuencas hidrográficas: la de Apure-Orinoco y la del Lago de Maracaibo.

[editar] Fauna y Flora

La riqueza de los recursos naturales renovables de la región es inmensa, principalmente cuando se trata del agua, de su gama climática, de la diversidad de su vegetación y de las singulares bellezas escénicas con las que cuenta. Esto es producto de la misma variabilidad físico geográfica que caracteriza a este medio montañoso.

De acuerdo a la división ecorregional, la vegetación de los andes se caracteriza por los numerosos tipos boscosos, selvas nubladas y páramos altoandinos, todos con alto grado de endemismo florístico. Un ejemplo característico de su riqueza especial es el frailejón, arbusto que sólo puede sobrevivir en las alturas de los paramos y cuya longevidad puede llegar a los 150 años y un importante número de palmas adornan los paisajes selváticos.

Su biodiversidad de fauna es comparable con la de la selva amazónica. Las aves, murciélagos y ranas son especialmente importantes en esta región por su diversidad. El número de mamíferos alcanza las 211 especies, resaltando como especie emblema el Oso de Anteojos (Tremarctos ornatus), considerado como la especie más sensible en los Andes por la reducción o pérdida de su hábitat y el Tapir de Montaña (Tapirus pinchaque), endémico de los Andes del Norte.

[editar] Véase también

[editar] Enlaces de interés