Himno del Estado Yaracuy

De Venciclopedia
Saltar a: navegación, buscar

Letra: Pedro María Sosa Música: Abdón Ramírez


CORO

Alto la fama pregona

mis gloriosas tradiciones

la opulencia de mi zona

la virtud de mis varones.


I

Dominaba la España invasora

mis extensas y ricas comarcas

repletando, insaciable, sus arcas

con la savia vital de mi flora.

El soberbio castillo almenado

que en puerto cabello se ostenta

fue construido con oro esquilmado

a mi zona feraz, opulenta.


II

A tal punto llega la crueldad

que mi pueblo con voz varonil

en la fecha gloriosa de abril

entusiasta grito: libertad

yo no quise acatar la regencia

y firme con patriótico empeño

aquella acta en que el pueblo avileño

con orgullo exclamo: independencia.


III

De Bolívar la fúlgida estrella,

con denuedo mis hijos siguieron.

Y mis fueros sagrados hubo

en aquella sangrienta epopeya;

persiguiendo al audaz español,

mis guerreros en triunfo llegaron

al Perú que también liberaron

donde tuvo sus templos el sol.


IV

El progreso, esplendente fanal,

con su mágica luz ilumina

la semilla del bien que germina

en mi hermoso jardín tropical;

elementos contengo, prolijos,

honra y prez de mi noble existencia;

en la paz, en la guerra, en la ciencia,

porque en todo culminan mis hijos.


V

Mientras riegue mis valles el río

"Yaracuy" que su nombre me ha dado,

de la unión federal será estado

y mis pueblos tendrán su albedrío;

y si el hado fatal me obligara

de la patria a no izar la bandera

que perezca mi raza altanera

cual mi tribu inmortal jira jara.