Jadacaquiva

De Venciclopedia
Saltar a: navegación, buscar
Iglesia de Jadacaquiva .

Jadacaquiva es un pueblo que se encuentra en la península de Paraguaná. Parroquia civil del municipio Falcón, estado Falcón.

Historia[editar]

Jadacaquiva se formó en tierra comprada a fines del siglo XVI por Don Alonso Arias Vaca. En su libro Historia de la Tenencia Territorial de Paraguaná del Prof. Carlos González Batista, dos fechas del mismo mes pero de diferentes años, recuerdan aspectos interesantes sobre el rumbo económico y manejo de administrativo de esta propiedad; por una parte el 15 de Diciembre de 1636, Baltazar Gonzalez de Lira vende por setenta y cinco pesos de plata a Duarte Fernández Taborda la mitad de las Sabanas de Jadacaquiva.Por la otra, el 15 de Diciembre de 1728, los vecinos aderechados en la Posesión Comunera de Jadacaquiva fijan su valor en 700 pesos, las condiciones de uso y el deber de prevalecer el consentimiento común en la gestión de la propiedad.

El pueblo, constituido a finales del siglo XVIII, fue erigido en curato a instancias del obispo de Mérida, Monseñor Rafael Lasso de la Vega en 1819. Un año más tarde, nacía en el hato de Tabe el futuro mariscal y Presidente de la República Juan Crisóstomo Falcón, líder del federalismo venezolano.

La construcción de la iglesia de Jadacaquiva obedece a una manda testamental de Don Diego Laguna, ejecutada por sus herederos Don Alejandro y Doña Rosa de Quevedo Villegas en 1749. El 27 de Diciembre de 1749, según lo indica una vieja tabla grabada en su interior, se culmina la construcción. El campanario está separado de la iglesia, es de estilo antillano posiblemente de ascendencia curazoleña. Se cree que en la construcción de la obra intervinieron albañiles holandeses, por los elementos hebreos que ostenta,como es el caso de la estrella de David en alto relieve.

Toponimia[editar]

Se poseen dos versiones sobre el origen de su nombre. La primera: “Los nativos demostraron mucho miedo ante los caballos que trajeron los conquistadores y este temor los impulsaba a armarse de piedras para defenderse de algún supuesto ataque de las bestias. Y como “Quiba” en caquetío es pedruzco; ello expresándose en una mezcolanza de caquetío y andaluz, decían a presencia de los caballos: ¡Jaca...quiba!, ¡jaca...quiba!; lo que traducido sería: ¡piedra contra esas jacas!".

La otra versión: “En un tiempo de prolongada sequía, los nativos para mitigar la sed machacaban hierbas contra piedras y lugo chupaban los manojos o macoyas. En este caso, cada vez que veían una macoya de jajato, gritaban con alegría ¡jajato...quiba!, como diciendo: ¡machaquemos con piedras ese jajato!". El jajato es una hierba suculenta y por lo tanto al chuparla calma la sed.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

Plantilla:Commonscaten:Jadacaquiva fr:Jadacaquiva