Parque Nacional El Tamá

De Venciclopedia
Saltar a: navegación, buscar

El Parque Nacional El Tamá está localizado en la región montañosa de la cordillera de los Andes, en la zona fronteriza entre Colombia y Venezuela. Esta área fue decretada Parque Nacional el 12 de diciembre de 1978 mediante el Decreto No. 2984 publicado en la Gaceta Oficial Extraordinaria No. 2417 (07/03/1979). Tiene temperaturas promedio entre 28 y 35º C que varían según la altitud, pues en este parque se combinan distintos tipos de relieves que afectan la temperatura con alturas en el rango de 320 a 3329 m.s.n.m. Tiene una superficie de 139.000 ha.

Posee el código IBA VE043, y sus coordenadas son Mundito a coordenada.png 7° 21′ 55″ N, 72° 8′ 01″ O

Características[editar]

El área se ubica en una prolongación natural de la cordillera Oriental de los Andes colombianos, y está separada de los Andes merideños por la depresión del Táchira. El 90% del relieve es montañoso, caracterizado por fuertes pendientes y una topografía sumamente escarpada, donde destacan los páramos de Tamá, con una altitud de 3.320 m, El Cobre, con 3.613 m, y Judío, con 3.372 m.

El Parque tiene una gran importancia como generador de agua, en él se encuentran 12 subcuencas hidrográficas, siendo las de los ríos Táchira, Quinimarí y Carapo las mayores. La vegetación se clasifica en bosques altos densos localizados principalmente en la vertiente sur del Parque, en las cuencas de los ríos Cotufí, Sanare, Nula, Burgua, Burgüita, Negro y Frío; bosques altos densos, medios y ralos, en las vertientes del Táchira y Quinimarí; vegetación de páramo, por encima de los 3.000 m, y matorrales y vegetación secundaria. En la vertiente norte del Parque, en los poblados de Bramón, Rubio y La Alquitrana, se realizan actividades agrícolas, especialmente cultivos de café.

Dentro del Parque se localizan 56 centros poblados con menos de 1.000 habitantes, siendo los mayores San Vicente de la Revancha y Providencia. Además, el Parque presenta un alto potencial energético de hidrocarburos y carbón, ya que se han detectado importantes yacimientos de petróleo y gas natural, así como varias vetas de carbón mineral (Manara 1998b). Entre 1985 y 1989, se realizó un estudio en nueve parques del norte de Venezuela con el objetivo de presentar los usos folclóricos de la fauna silvestre (Silva y Strahl 1994). Este tipo de investigación ha sido importante ya que promueve proyectos de educación para cazadores furtivos que conducen a un cambio de actitud favorable hacia la conservación de los parques nacionales.

Fauna[editar]

Las aves constituyen el grupo dominante, tanto en abundancia como en diversidad. Se han registrado 547 especies. Ciertas especies y subespecies son endémicas de El Tamá, como Grallaria chthonia chthonia, Veniliornis dignus abdominalis, Grallaricula cucullata venezuelana y Pogonotriccus poecilotis pifanoi. También se encuentran las especies Crax pauxi, Rupicola peruviana aequatorialis, Steatornis caripensis y Notiochelidon flavipes. Además, el Parque alberga más de 30 aves migratorias boreales y australes.

Conservacion[editar]

Dentro del Parque existen sectores dedicados a usos no compatibles con su condición de área protegida, como son numerosos cafetales y otros cultivos y extensas áreas ganaderas que, en conjunto, constituyen casi el 17% de la superficie total del Parque.

Se ha calculado que 7.640 ha (5,5% del área) están dedicadas a usos agrícolas, mientras que 15.100 ha (11,58%) se destinan a la ganadería. Existe una fuerte presión por la expasión de estas actividades, especialmente hacia las áreas de bosque, de los sectores Nula, Cotufí y Burgua.

Se utiliza el ganado como elemento de penetración en el bosque, que luego, progresivamente, se procede a deforestar. Existe una fuerte afluencia de pobladores desde los departamentos de Norte de Santander y Arauca, los cuales representan el 27% de los habitantes del Parque. Se producen numerosos incendios forestales, los cuales frecuentemente no se declaran y se apagan solos, ya que no existen recursos para combatirlos ni concientización de los residentes para evitarlos (Manara 1998b). Además, se presentan una serie de problemas y conflictos particulares y muy complejos relacionados con su ubicación fronteriza: los inherentes a la seguridad y defensa del territorio venezolano, tráfico de indocumentados, contrabando, invasiones, narcotráfico y movimientos guerrilleros. El sector oriental, en el pie de monte Tamá-Llanero, constituye un frente de avanzada o colonización por parte de inmigrantes extranjeros, quienes se establecen en tierras libres, sin ningún tipo de planificación oficial (INPARQUES 1991).


Enlaces externos[editar]


Referencias[editar]

  • BirdLife International 2005 BirdLife's online World Bird Database: the site for bird conservation. Version 2.0. Cambridge, UK: BirdLife International. Available: http://www.birdlife.org (accessed 22/5/2006)