Peligro inminente

De La Venciclopedia
Saltar a: navegación, buscar
Clear and Present Danger
Afiche de Clear and Present Danger
Título en español: Peligro inminente
Director Phillip Noyce
Productor Mace Neufeld
Robert Rehme
Ralph S. Singleton
Guión Tom Clancy
Donald Stewart
Steven Zaillian
John Milius
Fotografía Donald McAlpine
Edición Neil Travis
Vestuario Bernie Pollack
Música James Horner
Elenco Harrison Ford
Willem Dafoe
Anne Archer
James Earl Jones
Belita Moreno
Estreno 1994
País EE.UU.
Costo USD 65.000.000
Taquilla USD 207.500.000 (mundial)
Duración 141 min.
Perfil en IMDb

Clear and Present Danger es una película de 1994 dirigida por Phillip Noyce, y basada en el libro del mismo nombre por Tom Clancy.

En la novela, Jack Ryan es ascendido al rango de Acting Deputy Director de la CIA y descubre que es mantenido al margen por sus colegas, quienes están conduciendo una guerra secreta en contra de los capos de la droga en Colombia.

Relación con Venezuela[editar]

Félix Cortez (Joaquim de Almeida), es uno de los hombres de confianza de Ernesto Escobedo, uno de los capos colombianos. En la historia, Félix usa la nacionalidad venezolana para cubrir su verdadera identidad. En una de las escenas, se le puede ver en un aeropuerto entregando un pasaporte venezolano, y mientras está en Colombia, se supone que esta atendiendo sus negocios en Venezuela. En Maiquetía, tiene una oficina que solo sirve para que una secretaria reciba llamadas y las transfiera a su celular. Su amante, Moira Wolfson, lo describe como el Jack Ryan latino.

Guión[editar]

La película comienza con la Guardia Costera de los Estados Unidos deteniendo un bote sospechoso. A bordo encuentran que el dueño y su familia han sido asesinados por los hombres arrestados en el acto. El dueño del bote resulta ser un amigo cercano del Presidente de los EE.UU. Bennett. Bennett a su vez descubre que su amigo fue asesinado por sus lazos con el Cartel de Cali (un rival ficticio del Cartel de Medellín), al que el hombre desfalcó de más de $600 millones de dólares. Furioso, el Presidente le dice a James Cutter, el Consultor Nacional de Seguridad, que los carteles colombianos representa un “peligro inminente” para los EE.UU., y así le da permiso de forma no oficial para eliminar a los hombres responsables por la muerte de su amigo.

Jack Ryan (Harrison Ford), mientras tanto, es nombrado Director de Inteligencia cuando su amigo, el Almirante Greer (James Earl Jones) es diagnosticado con un agresivo caso de cáncer, que eventualmente resulta fatal. Para mantener a Ryan ignorante de la situación, Cutter asiste al Director de la CIA, Robert Ritter, quien se las arregla para obtener un documento en el que le da permiso para hacer lo que crea conveniente para eliminar al cartel. Ritter entonces arma un equipo de ataque con la ayuda del agente secreto John Clark (Willem Dafoe). John y su equipo viajan a Colombia y empiezan a destruir bandas del Cartel y sus instalaciones.

El jefe del cartel, Ernesto Escobedo, esta furioso de haber perdido más de $600 millones como resultado del congelamiento de las cuentas, y ordena a su hombre principal Félix Cortez (Joaquim de Almeida), a que se encargue del problema. Félix, un antiguo oficial de inteligencia cubano, tiene una informante dentro del gobierno - Moira Wolfson, una de las secretarias del Director del FBI Emile Jacobs. Félix usa a Moira, que no sabe su verdadera identidad, para descubrir que Jacobs está visitando Colombia para negociar con el Fiscal General los fondos congelados. Sin saberlo, Ryan se encuentra atrapado en el medio cuando Félix ordena a sus hombres que eliminen a Jacobs y su comitiva (incluyendo a Ryan, quien sobrevive) mientras el mismo mata a Moira. Cortez hace esto para tratar de crear desconfianza entre los lideres del Cartel (ya que ninguno sabe quien ordenó la emboscada del director del FBI) para así poder tomar el poder después de la inevitable guerra entre bandas.

En retaliación por el asesinato de Jacobs, Cutter ordena el bombardeo aéreo de una villa donde todos los líderes del Cartel supuestamente están reunidos para discutir asuntos del negocio. El bombardeo es exitoso y mata un largo número de líderes. Del mismo, la prensa es manipulada para creer que la explosión fue causada por un carro bomba colocado por un capo rival. Sin embargo, Escobedo y Cortez sobreviven, y en el bombardeo mueren algunos niños y mujeres inocentes. Independientemente el uno del otro, Ryan y Cortez descubren que los EE.UU. es responsable por el atentado.

Félix usa este conocimiento para negociar un trato con Cutter, en el cual Cortez asesinará a Escobedo y tomara sobre el Cartel, para después reducir los cargamentos de drogas hacia los EE.UU., y permitir al FBI a arrestar algunos de sus trabajadores en intervalos regulares para hacer creer que Washington está ganando la guerra contra las drogas. A cambio, Cutter terminará todas las operaciones Colombia y permitirá a Cortez a que capture los soldados de Clark. Cutter acepta y le ordena a Ritter que elimine toda la evidencia de la operación y que corte el apoyo a las tropas en Colombia.

Mientras tanto, Ryan es informado de la reunión entre Cutter y Cortez. Con algo de ayuda, se mete en la computadora de Ritter y descubre el plan con Cutre en Colombia. Ritter se da cuenta de la presencia de Ryan en su computadora mientras borra todos os archivos, y los dos hombres tienen un enfrentamiento Ritter le dice a Ryan que el tiene permiso escrito del Presidente para hacer cualquier cosa para derrotar al Cartel de Cali, y lo mismo con Cutter. Eso significa que Jack será el chivo expiatorio por lo que ha pasado ya que él no tiene ningún tipo de protección y fue el responsable por pedir el incremento de fondos al Congreso que hizo posible la operación en Colombia.

Ryan está entre la espada y la pared hasta que descubre que el equipo de soldados en Colombia ha sido emboscado. Así, decide ir a Colombia en secreto, conseguir a John Clark, y salvar a los soldados. Sin embargo, Ritter y Cutter se enteran y le dicen a Clark (que está furioso por la falta de comunicación de sus hombres) que Ryan fue el responsable del cierre de la operación. Clark jura matar a Ryan, y casi lo hace antes que este lo convenza de que Ritter y Cutter son los verdaderos responsables.

Clark contrata a un piloto amigo y Ryan compra un helicóptero UH-1 Iroquois en Colombia usando dinero de la CIA. Vuelan donde los soldados fueron atacados y encuentran a al líder, Domingo Chávez, quien les dice que dos de sus hombres están prisioneros y el resto esta muerto. Ryan decide visitar la mansión de Escobedo y decirle (usando como evidencia la reunión de Cutter con Cortez) lo que Cortez ha estado haciendo. Furioso, Escobedo llama a Cortez y lo acusa de traición, pero uno de los hombres de Félix mata a Escobedo y Cortez escapa. Entonces Ryan, Clark y Chávez rescatan a los prisioneros, matan a Cortez y escapan.

De regreso a casa, Ryan enfrenta al Presidente, quien fue indirectamente responsable por las masacres. El presidente trata de convencer a Ryan de que ahora el le debe una, que Ryan puede usar para pedir lo que sea con tal que se calle la boca. Ryan, sin embargo, le dice al presidente que planea decirlo todo en una Sesión Especial del Congreso a pesar de que significaría la destrucción de carrera. Entonces se le ve caminando fuera de la Oficina Oval, y la película termina con Ryan a punto de testificar sobre todo lo que pasó.

Protagonistas[editar]

  • Harrison Ford: Jack Ryan
  • Willem Dafoe: John Clark
  • Anne Archer: Dr. Cathy Ryan
  • Joaquim de Almeida: Félix Cortez
  • Henry Czerny: Robert Ritter
  • Harris Yulin: James Cutter
  • Donald Moffat: Presidente Bennett
  • Miguel Sandoval: Ernesto Escobedo
  • Benjamin Bratt: Capitán Ramírez
  • Raymond Cruz: Domingo Chávez
  • James Earl Jones: Almirante James Greer
  • Belita Moreno: Jean Fowler